lunes, 24 de mayo de 2010

Sui Generis- Vida (1972)


Justo cuando creí que no podía tener más mala suerte pasa esto. El 28 y el 29 de éste mes Nito Mestre, el ex-vocalista de la difunta (pero a punto de resucitar) banda Sui Generis, viene a La Serena para tocar sus grandes éxitos con Sui y como solista en un pub costero bien piola. ¡Excelente!, me dije, ya que a un amigo también le encanta Sui Generis, así que él me acompañará y podremos ir en el auto de su mamá... pero ahí estaba el primer obstáculo, él dejó su trabajo en el McMuerte y ya no tiene plata para la entrada, que por cierto está a 10 mil pesos, eso sin contar el consumo dentro del local. Ya sin compañero y sin locomoción me vi en la obligación de renunciar a éste sueño y a volver a la vieja depresión frente al pc, acompañado de la "trilogía trágica" de Sui Generis, más uno que otro disco de Radiohead, Pink Floyd y algún blues bien cortavenas que se atraviese. Vida es el primero de dicha trilogía de la cual no encontrarán nada en google, es un nombre que yo le dí a los tres primeros discos de Sui Generis, cargados de nostalgia, historias de soledad, vida en pareja y censura. Más adelante sacaron otros discos, pero no alcanzan a tener la hermosa sencillez de los primeros, de hecho es tanta esta sencillez que Vida suena muy sencillo, y digo muy MUY sencillo, casi artesanal. Bueno, ni tanto, pero no tiene la calidad y la producción que tendrían los trabajos venideros, aunque eso es lo que le da el toque juvenil a Vida, ese aire reminiscente a aquella época liceana en que uno sólo quería vivir la vida que poco a poco descubría, antes que la rutina del trabajo y/o de la universidad la corrompiera.
Charly García y Nito Mestre formaron la banda el 69 (año de gracia) cuando iban en la media (quizá de ahí viene esa sensación de juventud que me viene cuando los veo o los escucho) junto con otros personajes en batería, bajo y guitarra de los que solo recuerdo a Piegiari, porque escribió Natalio Ruiz, el hombrecito del sombrero gris. Cuando se les acabó la poca plata que ganaban empezaron a tocar en vivo y, viendo que atraían público, sacaron su primer álbum pero como duo. Entonces las cosas eran lindas, coloridas con toques oscuros, como todo en ese tiempo, sin sospechar lo que se venía... pero eso queda para el otro disco.

Canción para mi muerte no sólo abre el disco, sino que también les abrio las puertas del reconocimiento público; el número de personas que la cantó en una fogata o en la playa con una guitarra acústica allá por los 70's y 80's(e incluso ahora) me apoya. La letra también se muestra juvenil con la alegoría de la vida como un camino que hay que recorrer, siempre preparado de ser visitado por la muerte. Necesito es una de esas canciones que pasan a ser himnos personales, nada más que éste es un himno 100% pro amor, claro que ese amor no le llega a nadie, pero ahí está, esperando a una víctima. Puede ser muy alegre y todo eso, pero no puedo evitar bajar la mirada o hundirme en mis pensamientos cuando la escucho en la micro. Para que hablar de Dime quien me lo robó, con esa pasé noches enteras de insomnio por culpa de los recuerdos que esta canción me trae, sean buenos o malos pero de preferencia malos.
Una canción lleva en su título un nombre que por años ha sido el quebradero de cabeza de varios fanáticos de Sui, Natalio Ruiz, aquel hombre que usaba un sombrero gris y caminaba por la calle mayor. ¿Donde estará? ¿A donde habrá ido a parar? ¿Y que se hizo de su sombrerito gris? Me parece obvio que Natalio es una invención de Charly o Nito, pero muchos prefieren pensar que fue real y que su paradero es un misterio, cuyas teorías dependen del estado de ánimo de quien las hace. Para mi que murió solo en su casa y fue encontrado meses después por alguien que lo recordó, quizá para pedirle plata.

No me detendré a comentar todas las canciones por lo que para terminar digo: BAJENLO. Altamente recomendable para aquellos que están enamorados, solos o fueron rechazados/pateado. Una verdadera joya y un clásico del rock argentino, claro que más cercano al folk o al jazz, lleno de texturas suaves creadas por la guitarra acústica y la flauta. Verdaderamente un placer auditivo que hay que darse.


1- Canción para mi muerte (3:36)
2- Necesito (2:11)
3- Dime quén me lo robó (6:28)
4- Estación (2:11)
5- Toma dos blues (3:33)
6- Natalio Ruiz, el hombrecito del sombrero gris (3:41)
7- Mariel y el Capitán (2:43)
8- Amigo, vuelve a casa pronto(3:25)
9- Quizás porqué (2:16)
10-Cuando comenzamos a nacer(2:43)
11- Posludio (1:06)

Bonus Track: sólo un archivo de word con las letras y los acordes de guitarra que venían con la carpeta cuando me lo bajé hace googolplexientos años; según un amigo no vienen buenos pero prueben.

Actualización: Me llegó un mensaje en el cual se me informa que no cumplo con las reglas de la DMCA, la versión gringa y online de los derechos de autor. Bien, sé que no estoy aquí en estado legal y que tampoco pienso seguir las reglas, pero esto pone en riesgo el blog así que por el bien de toda la música que pueda venir modificaré un poco la jugada y ahora el link estará "ahí abajo". Claro está, solo será en algunos casos, sobre todos con aquellos artistas más llorones o conocidos.
Segunda actualización: No hay dudas de que hay un topo aquí, porque me volvieron a sacar el archivo de mediafire y hasta me movieron este artículo a borradores... vaya hijos de perra. Volveré a subirlo con otro nombre
Tercera actualización (22/06): ¿Que onda? ¡El link ni siquiera funcionaba y me lo volvieron a mandar a borradores!!! No se que onda esto, vi el mismo disco en otro blog y ni lo borraron...¡y eso que lleva 2 años!!

FREE AT LAST!

No hay comentarios:

Publicar un comentario