domingo, 29 de septiembre de 2019

AVE ATQUE VALE

 Hace casi 10 años esto comenzó como una idea camino a clases, una catarsis para esos pensamientos que me venían con la música que me gustaba, sean sentimientos o juicios. Mas si bien todo era un pasatiempo y una forma de relajarme empezó a sentirse como una obligación conmigo mismo. Mis posteos, antes cortos aunque divagantes, terminaron convirtiéndose en comentarios largos sobre varios tópicos personales por disco. Claro, esa era la idea detrás de este blog, pero la obligación nacía del intento de mantener una disciplina, de ir mejorando con cada post. Para el ojo crítico está a la vista que no se consiguió. Pero lo importante es que lo pasé bien con esta prueba larga. Bueno, exceptuando algunos incidentes con el guardado de texto, la caída de servidores, la dada de baja de posteos, el odio de un sector y todo eso.

Hay hartas cosas buenas que recordar. Por ejemplo aún recuerdo cuando el pelao Frías mencionó el blog en Facebook y en Twitter y aún lo recuerdo como una vieja gloria cuando hablo con amigos, o las no menos importantes agradecimientos de la banda Sorbaco y otros colegas blogueros considerándome como una de sus influencias para publicarse por internet. Muy bonito todo. Mil gracias por todo.

Algunos que se detuvieron a ver este post y ya me conocían se preguntarán que pasó en todo este año y tanto de silencio. No, no lo harán, pero les diré: seguí trabajando, conocí minas, salí con algunas, ninguna terminó en algo romántico, me dejé bigote y barba, desaparecieron amigos, estuve medio año hundido hasta las axilas en una poza de depresión, salí a base de pura música de ahí, me volé mucho con queques de marihuana, dejé de hacerlo, volví a hacerlo, entré a Twitter, empecé a tomar cerveza (antes solo eran destilados, ahora con cuea los paso), vi el eclipse solar, entré a Tinder y volví a conocer minas, se repitió el ciclo del eterno retorno, entré a instagram, dejé Facebook, encontré toneladas de música, me curé por primera y segunda vez, mi colección de disco pasó la cota 200, intenté besar a una amiga de años y nunca volvimos a hablar, me reencontré con otra amiga de infancia y posiblemente sea la última vez porque la distancia va más allá de donde estés, me comencé a sentir cada vez más solo en la ciudad, me enfermé brígido del colon, me recuperé, instalé Spotify y conchetumare que manera de hallar música buena, me volví loco bajando películas y el retail se esforzó poco a poco en alejarme de mi atracción por el budismo. A pesar de lo bueno, fue un año horrible... ¿QUÉ? Esperen, vengo a cachar que han pasado DOS AÑOS desde el último post. Igual hice poco con mi vida.
Siempre hay algo...

En resumen, después de esa depresión no clínica mas sí visible, me costó retomar las cosas que me gustaban. Dibujar me ayudó harto, es algo que me alegra de principio a fin incluso si no le pego a la cosa, aunque siempre está esa tara de que necesito una idea buena para dibujar y antes de terminarlo la idea me parece una mierda. Y entonces dejó de hacerlo y de vuelta al hoyo. Pero escribir... fue la primera víctima del impasse. Puesto que era un pasatiempo en ciernes lo de escribir, lo sentí como prescindible para animarme. De todas formas lo retomé cuando empecé a tomar jagers de noche. Escribí weás horrible de malas por el alcohol, pero sirvieron para conocerme mejor.

Puta que pena weón. Me leo y ni siquiera es lo que era. Conchetumare, si ni siquiera puedo formar esas oraciones culias enrevesadas de antes. Me da pena revisar tanto post pendiente en borradores; esas horas sentado frente al pc escribiendo sin revisar y luego decir "meh, mañana". Pero la voluntad después no estaba.
Y es por eso que me voy. Claro, podría seguir subiendo solo discos, pero ya para qué. Tienen Spotify. Si son como yo, aún tienen Torrent. Nuestro tiempo pasó. La descarga directa sigue siendo buena, pero nuestro tiempo pasó. Los blogs de descarga somos los pandas del internet: estamos condenados, no podemos adaptarnos al mundo actual, por más que nos esforcemos y nos reproduzcamos sin amor, la especie mengua y los que seguíamos no somos más que animales obesos contemplando a paso lento nuestra muerte venidera. Pero aunque nos vayamos, el nicho sigue ocupado. Tienen su Spotify, tienen sus Torrents, tienen sus iNoséqueweá. Ya no hay espacio para viejos dinosaurios como nosotros.
Y es por eso que me voy.

En todo caso el blog sigue acá. Al contrario de lo que dije una vez, sí lo dejaré morir de inanición, el asunto es que oficialmente cesa la producción. Perdón por no resubir lo que faltaba, es que nunca me compré el lector de DVD para sacar esos discos y perdón por no completar discografías. No me excuso por la de Radiohead, porque la subí hasta donde me interesó. No pesqué el A Moon Shaped Pool, su música me empezó a dar más sueño que Sigur Ros y los fanáticos de la banda me caen como las pelotas. Los fanáticos de todas las cosas en verdad, sobre todo de Tool y hasta Star Wars y toda esa manga de imbéciles que alegan superioridad intelectual porque les gusta tal weá o con los que no puedes no estar de acuerdo porque se les rompe la piel de papel. Los de Cardiacs no porque son (somos) buena onda. Estamos listos para recibir odio porque nos importa un pico si les gusta la música o no. Bueno, algunos. Todo fandom tiene una mayoría tóxica.
En fin, esas cosas me dediqué a evitar en internet y a enfrentar en el mundo exterior. Espero que tu, buen lector, seas mejor que eso. Los fanatismos son malos. Miren como está el mundo por los fanáticos. No me importa el lado, no me importa el color, son como las weas. No te unas a la manada pegajosa, sé el ave estoica.
De aquí a unos años más me retiraré del mundo "civilizado". Estoy decidido a cumplir el sueño de mi infancia y la visión no violenta de Ted Kaczinski, pero antes de que consiga el capital completo puede que vuelva con otro proyecto al internet. Algo con amigos, de hecho. Con esto en mente saben que no nos volveremos a ver. Da igual, nunca nos conocimos, pero no por eso no te daré las gracias por tu sintonía, la buena onda, los comentarios, las descargas, las recomendaciones, la presencia y la buena voluntad de leer las historias de este viejo lobo de mar.

Debo irme, mi planeta me necesita.
Alsophocus murió de regreso a su planeta... pero en su agonía dejó un pequeño
 EPÍLOGO

9 de febrero 2020:
Gracias por sus panegíricos saludos y usaré mi muy largo último aliento para maldecir a Flanders y cumplir el deseo de Pirers:
No, no hay lista de Spotify, descubrí que soy medio maluenda para armar listas de sugeridos en base a canciones, pero si hay lista de artistas sugeridos que tengo guardados en Spotify que me hubiese gustado subir, pero lol no fue. Helos aquí, con mención de mierda adjunta encapsuladas como mi maestro tardío Robert Christgau hubiese querido siempre. A todo esto, nunca los mencioné a manera de agradecimiento como inspiración tardía para mi estilo; a él y a Mark Prindle, ese weón hacía lo mismo que yo y lo conocí tarde. Igual él era mejor. Como sea, aquí va la lista:

Exuma (folk bahameño con toque psicodélico. El personaje es la raja, óiganse su primer disco homónimo)
Heilung (Música celta visceral, con instrumentos armados en base a lo que se hubiese usado en la Europa de la edad de bronce [chupaloentonceshurhur] y cantos guturales)
Yat-Kha (según el disco, hay rock o música electrónica de Tuva, una región entre Rusia y Mongolia, con violín cabeza de caballo y un magistral khoomeii cortesía de Albert Kuvezin)
Kalahari Surfers (proyecto electrónico del sudafricano Sonny Warrick. Pónganle oreja a Sleep Armed, una fuerte crítica y ácida sátira a la Sudáfrica del Apartheid, con comentarios políticos siempre relevantes de una forma u otra)
The Dead Milkmen (Punk pop gringo, a veces punk country, a veces pop de cabro chico, pero todo comedia. Y cuando no, tragedia interna que te llega tanto siendo adolescente como adulto estancado en la adolescencia)
El OST de Cuphead (Conchetumare ¿cómo un juego puede ser tan bueno hasta el punto de tener jazz original estilo años 20 como banda sonora?)
Dengue Fever (rock psicodélico gringo con vocalista, música y letras camboyanas. Onda Dara Puspita con guitarras y pedales)
Death In June (Controversial banda/proyecto de Douglas P., considerado piedra angular del Neofolk para unos, un nazi culiao homosexual encubierto para otros. Las imagenes engañan, pero no mienten. La clave es el contexto, decía mi profe)
Galloping Coroners (banda punk "chamánica" de la Hungría ochentera. Escuchen el Jumping Out The World y cacharán por qué lo chamánico [spoiler: ritmos repetitivos, cadencia de ritual]. El resto suena parecido)
OM (No me acuerdo si los subí. Son doom metal con poco metal y algo de doom. En verdad es un bajista y un baterista tocando música religiosa oriental con los amplis arriba de once)
Dog Faced Hermans (Irlandeses ochenteros que tocaban punk con un trompetista entre medio. Sacaban temas re buenos y movidos, y su vocalista le hacía. No sé que les pasó, en volá se los comió el ritmo)
April March (ex animadora de Ren y Stimpy, amiga personal de John K. [danger zone...] y francófila de por vida. Hizo covers más saltimbanquis de las canciones de la movida ye-yé y de Serge Gainsbourg. También el intro de Soy La Comadreja en inglés.)
Daniel Higgs (El maestro. Afina su banjo como quiere y, al igual que yo, busca sacarle magia a su banjo de 6 cuerdas y, a diferencia de yo, lo hace bien y en verdad le mete harta magia. Si, está muy fascinado con la magia egipcia y arcana. Alguna vez tocó en un grupo hardcore, pero se dejó la barba y se bañó en esoterismo. Igual mejor que ponerte a cantar sobre como fuiste jóven y tuviste una banda punk, digo...)
Eraserheads (Brit pop pero de Filipinas. Filip pop entonces. Mentira, es Pinoy pop en verdad. La cosa es que me gusta un poco el tagalog y tienen melodías piolas, muy noventeras)
Koenjihyakkei (El baterista de Ruins tocaba aquí y, como en su otra banda, dejaba soberana cagá. La banda es como Cardiacs pero japonesa, cantando en una lengua falsa, y supongo que cada uno portando un corazón artificial que bombea sangre tan rápido como el de un colibrí)
Moondog (Un viejito ciego que se disfrazaba de vikingo en Nueva York para tocar su música en la calle terminó siendo PEDAZO de compositor. Hizo tanto neoclásico como jazz, era seco hasta que murió)
Richard Dawson (Lo descubrí hace poquito y weón, lo mejor que he escuchado en freak folk de los últimos... ¿40 años? Una guitarra dispuesta a explorar otras cuerdas y una pluma sutil en las manos de un buen observador de la sociedad inglesa. Te canta hasta sobre su depresión y como la venció con trote sin siquiera rimar y aún así te engancha.)
Robbie Basho (Su pasión era la música india, pero quería traducirla a la guitarra de cuerdas metálicas para demostrar que también se podía; y pudo. E india de las dos partes: india con pluma e india con punto rojo. Su voz es un bostezo relajante, pero que te evoca bosques frescos y soleados, no cigarros y malas teleseries como el de Lucybell. Murió cuando le hacían un masaje y se le reventó una venita del cuello. Dato raro, pero necesario)
Sun City Girls (Siempre los nombraba, pero nunca los subí. Chucha...a ver... No sé, empiecen con el Torch of the Mystics como todos, ese lo define. Después con la belleza natural y casual de Grotto of Miracles, Sun City Girls para que prueben el sabor del "que mierda están haciendo", el festival de lo picante de Horse Cock Phepner, un paseo por historias de hillbillies, incesto, mitología, terror y folklore gringo en Dante's Disneyland Inferno y la pesadilla tropical y asiática de 330,003 Crossdressers of the Rig Veda. El resto es solo si les gustaron los mencionados. Yo los tengo todos porque lo obvio)
Abner Jay (Autodenominado El último "Minstrel man" sobreviviente. Los "Minstrel shows" eran espectáculos en que un weón se pintaba como negro y cantaba canciones de negro; el giro aquí es que Jay era negro y le gustaban mucho las canciones de negro. Autoprodujo sus discos, los vendía y regalaba en cada almacen, bar, gasolinera y calle en que tocaba. Aparte era hombre orquesta: tocaba la guitarra, el banjo, la armónica, un bombo y la mandíbula de caballo. Más de alguna vez todo a la vez. Niño símbolo de la comedia mala y la depresión)
Townes Van Zandt (Lo de la depresión me lo recordó. El verdadero vaquero con depresión, antes de Arthur Morgan del Red Dead Redemption 2. Puro country poético, para tomarte un whisky en un frío bar de montaña en, no sé, Montana, suponiendo que tengan montañas. Tuvo una vida de mierda, pero sacó unos tantos discos, vivió parte del éxito hasta que volvió a tener una vida de mierda y murió)
The Valparaiso Men's Chorus (No son zorrones de Valpo, si no que un grupo musical y primordialmente vocal de Nueva Orleans que canta canciones de marineros a todo pulmón y posiblemente copeteados. El vocalista suena como Lou Bega y Willy Sabor. Ahí me di cuenta que Lou Bega podría ser Willy Sabor)
Alan Lomax (No fue músico, pero si etnomusicólogo y compiló harta música gringa oculta, desde las cárceles llenas de negros de algún estado racista hasta los blues y bluegrass más festivos de las montañas Apalaches. Maestro)
Bobby Beausoleil (Es raro el tipo, tiene weás muy psicodélicas, como pasajes instrumentales muy terrenales. Igual es medio perogrullo decir que es raro alguien que perteneció a la Familia Manson y asesinó a otro miembro por plata)
Daemonia Nymphe (Banda neofolk griega que toca música griega de la antigua Grecia, pero en eléctrico. Son la raja para jugar el Assassin's Creed Odyssey. Imagínense Dead Can Dance, pero tocando música griega que no tienen punto de comparación para reconocer porque no hay registros auditivos de esa época... pero imagínenselo. Si, así suenan. Si quieren algo un tanto más "true metal", está Petros Tabouris)
Gong (La mejor banda de hippies drogadictos transnacionales/mayormente franceses que hubo. La trilogía de la Radio Gnomo Invisible es el epítome de lo hippie marihuanero, con una historia shuper volá sobre un arquéologo entrando en contacto con las Hadas cabeza de tetera y Zero el héroe volando por el espacio junto a personajes como la puta espacial, el Doctor Octavas y el huevo cósmico hasta que su viaje psicofísico se convierte en mal trip y queda atrapado en el samsara. Chufadélico)
KLF o The Jam (Son el mismo grupo de eurodance y tecno agresor super autoderivativo, pero con una historia la raja. No la recuerdo ahora, pero involucra como quemaron miles de libras esterlinas en una isla británica, destruyeron su catálogo de discos físicos, desaparecieron por 20 años y reaparecieron el año pasado. Me compré la novela que sacaron cuando volvieron, pero aún no la leo. Toda su mitología personal es pura influencia de Robert Anton Wilson, muy bacán)
Sons of Kemet (Afrojazz del Reino Unido, pero que nace de sangre africana y sus ritmos atrapantes, tribales y apasionados te lo dejan más que claro. Sequísimos, ojalá vengan a Chile [diré "otra vez" por si vinieron y evito quedar de weón])
Bohren und Der Club of Gore (El jazz más oscuro que podrán escuchar. Si, más que King Krule. Si arman una agencia de detectives privados, deben tener el disco Sunset Mission en loop y clientes asegurados. Sobre todo femmes fatales.
Thinking Fellers Union Local 282 (Una suerte de amigos de SCG, con un nombre tan complicado como lo que querían demostrar. En verdad es rock noise punk piola, con harta distorsión y sonidos desérticos y eléctricos. Me gustan caleta, mucho, harto, pero me cuesta venderlos, no sé por qué)
The Darkest of the Hillside Thickets (Punk rock lovecraftiano. Qué, ¿pensabas que los fanáticos del ermitaño amigable de Providence solo escuchaban dark ambient y weás así? Nope, estos gordos granudos fanáticos del rol hicieron punk con temáticas de sus libros, aunque a ratos también buscaban otros géneros similares, como ciencia ficción o comedia. Digo Y comedia. Cthulhu Strikes Back es lo mejor que sacaron)
Kew. Rhone. (No es un grupo si no que un disco de John Greaves, Lisa Herman y Peter Blegvad, a quien conocimos en este blog por su participación en Slapp Happy. Un jazz bastante piola abre el disco y nos introduce a un mundo lleno de juegos de palabras, juegos musicales, piezas de obra rota, acertijos y el palíndromo en inglés más largo que se conozca. Le sacaron hasta un libro de acompañamiento para leerlo con la música. No apto para mentes adictas)
Tengger Cavalry (banda de metal chino que mezclaba música étnica de Mongolia y con speed y black metal. Eran muy la raja, al punto que una revista de metal los catalogó como banda revelación y el vocalista Nature Ganganbaigal viajó a EEUU para firmar con un sello grande; estrenó nueva alineación, empezó a cantar en inglés, remasterizó algunos discos y el cierre de su seguidilla de decisiones reprochables fue el suicidio. El año pasado se mató y la banda hasta ahí llegó. No sé que paso, pero me tinca que un hombre tan apegado a su tierra y estafado por las disqueras tiene su aguante)
Devil Doll (Banda italo-eslovena de rock gótico y hasta música clásica. Iba a subirlos antes de matar el blog, pero me dio paja. Su vocalista y líder Mr. Doctor gusta de lanzar sus influencias  artísticas en composiciones de mínimo 40 minutos. El disco Eliogabalus tiene dos temas de 20, quizás ese sale de la norma. Puras piezas finas cargadas de emotividad y cinematografía en sonido. Raro, pero más raro será cuando lo escuchen cantar en sprechgesang, o dicho en lengua no violenta "cantar sin estar cantando, si no que recitando, pero con más melodía)
Orange Tulip Conspiracy (Esta banda que surgió de las cenizas de Estradasphere sacó un solo disco, que yo recuerde, y es prácticamente una película rodada en audio. Si, me repetí con lo anterior, pero es coincidencia. La misma fusión de estilos de Estradasphere, pero ejecutados con elegancia y mesura. Bello de principio a fin. Su antítesis loquilla es Atomic Ape)
Caroliner Rainbow (Una weá rara que encontré por error. Técnicamente son solo Caroliner, pero tengo entendido que siempre son Caroliner Rainbow y el resto lo cambian por disco. La encarnación buena es xx Open Wound Chorale, que lanza al tapete su poderío como banda de folk apalachesco llena de atrocidades sonoras, letras de imaginación pútrida y voces de los demonios de cada círculo infernal. Son bacanes)
Van Der Graaf Generator (Los estandartes cuasi olvidados de la edad dorada del rock progresivo inglés. La banda sonora de mis depresiones universitarias y sus recuperaciones. En sus primeros discos usaban poca o ninguna guitarra, pero si mucho órgano y dos tipos de saxofón, alimentados por un bajo atronador o dulce según la temática lo requiera y una batería tan jazzera que cuando te das cuenta de ese hecho comienza la disonancia. Ojo con las letras, Peter Hammill ES el artista que te cuenta historias en sus canciones, en vez de esas estúpidas líneas inconexas propias de la música anglo)
Ideamen (Creo que uno de los locos tocó alguna vez en Dog Fashion Disco, pero si no se mantuvo en esta banda llena de talento, versatilidad y virtuosismo la cagó. Son eso en verdad, esos adjetivos los describen. Una volá media math rock con metal progresivo)
Nahuatl (Cuando estaba en el liceo me bacilé caleta el primer disco de estos mexicanos con mis amigos. Puro hard rock de su época con un elemento folklorico en Rock Jarocho; el resto hard rock deep purplero hippie conciente, con ataques al machismo, el cristianismo y un llamado a tener cuidado a la hora de consumir hongos)
Sublime Frequencies (No es una banda tampoco, si no que una disquera que lanza grabaciones radiales de música del otro lado del mundo, sobre todo árabe, africana, asiática, sudesteasiática y hasta de Norcorea. Están todos los discos y los videos en torrents)

Y hasta ahí llegó mi aliento. Quizás meta algo más si lo recuerdo, quizás no.
Gracias a todos. Los extrañaré caleta porque resulta que igual los quiero. Saludos a esa dulce mujer que tanto amo (¡así es, por fin!).
Eso es to eso es to eso es to eso es to eso es to eso es to eso es to eso es to eso es to eso es to eso es to eso es to eso es to eso es to eso es to eso es to eso es to eso es to eso es to eso es to eso es to eso es to eso es to chao

8 comentarios:

  1. Che loco, no sé por qué pero ver todo este blog, todo este tiempo dedicado, tus palabras, el paso del tiempo y todo me generó una sensación de nostalgia bárbara. Llegué acá buscando buena música. Yo también tenía algo parecido a esto. Nos pasó lo mismo. Espero estés bien, y con respecto a los problemas de la vida, lo mejor es ser la mejor versión de uno mismo ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tiempo no pasa en vano para nadie, tampoco para el internet. Solo recordemos como el niño del Chocolate Rain fue grande hace unos años y ahora vende super ochos en la micro.
      Gracias por tu mensaje, cuyo coda no pudo ser más certero. Que nuestra impronta al irnos sea la mejor que pudimos construir.

      Eliminar
  2. Sabía que alguna vez llegaría este momento, gracias por todo, espero que si tienes otro proyecto lo compartas por aquí. Soy malo con las despedidas, suerte bro.

    ResponderEliminar
  3. Sí,
    tengo Spotify,
    bajo torrents,
    uso Soulseek
    y descubrí Deezloader...
    pero siempre extrañaré el blog. Los tiempos cambian, al parecer no es país para los blogs pero más allá de encontrar discos en links de servidores hoy muertos como rapidshare siempre creí que el texto que acompañaba esos links creaba una sinestesia con relación a la música. No hubiese bajado muchos discos sino fuera por esa retórica que no puede expresar ni el más avanzado algoritmo (todavía). Puede que como el unabomber quizo logremos la máxima expresión del neoludismo y aún así en el silencio más absoluto del bosque no podrás hacer callar a un ave.

    PD: compártete una playlist de spotify que sea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras buen Peter (¿sabí que me tomó como dos años darme cuenta de que eso era Pirers y recién lo recordé?) y en respuesta a tu petición hice una lista que veo quedó como las weas, pero la arreglaré estéticamente cuando lo recuerde. Esas son mis sugerencias por si quieren seguir variando su panorama musical. Gracias por la sintonía y la buena onda, espero que estés bien en estos días convulsos. Yo si, porque el país está viviendo (últimamente por goteo) lo que necesitaba. Quizás no compartimos ideas en ese aspecto, no lo sé, pero da igual, que la política no nos separe. De todas formas ya estoy chato de muchas cosas de la humanidad, solo espero ese día en que me pueda ir pero atrás quede un buen país.

      ¡Vida larga y próspera! Saludos al del Blog de perra chica si es que aún tienen contacto. La otra vez le contaba a Ella con quien salgo sobre mi blog y como él me mandó un mensaje por fb para contarme sobre su experiencia con el blog y como eso me salvó caleta del foso de la miseria por un buen tiempo. Bacán él y bacán tú.

      Eliminar
  4. Adiós al gran Alsophocus y al no menos groso blog de música más genial de la Internet. No sé si aquí se publicaba música de una orgía extraterrestre o más bien los extraterrestres tenían bacanales con lo que publicaban aquí. El punto es, y sin más analogías forzadas o cháchara pedante...adiós, y buen viaje compadre, aquél que construyó mis gustos musicales a base de géneros extraños y columnas irónicas de lo más exquisitas.

    Se te extrañará Among Us o Among the Living, aludiendo a los álbumes de The Misfits y Anthrax. Buena suerte, y si algún día ese viaje lo lleva cerca de México no dude en contactar a este believer que una birra bien fría, un canuto y buen ambiente no faltarán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mi buen, gracias por la invitación también. Podría colarme en un avión si la novia mexicana de un amigo viaja a Chile, pero es hora de entrar en mi fase de capullo y ver que pasa.
      En respuesta a tu carta del 5 de febrero sí, el blog era manejado por una mancomunidad de extraterrestres y extradimensionales que habitaban un solo cuerpo, pero gustaban de escribir todos a la vez. Eso explicaría muchas cosas a quienes tuvieron problemas entendiendo que mierda pasaba.
      Gracias por considerarme a la hora de recordar los inicios de tus gustos musicales; espero que tu búsqueda nunca termine y los artistas sigan experimentando con nuevas formas de atraparnos, asquearnos y transportarnos a otros planos, sean suaves como conejos o viscosos como tripas de conejos.

      ¡Hasta luego y gracias por el pescado!

      Eliminar
  5. Hace años no me metia a buscar música nueva, ahora dije a ver que pillo, y encuentro tu despedida, como que me dio pena y nostalgia la wea porque encontré acá varias bandas re wenas que nunca he encontrado o escuchado en otro lado, simplemente darte las gracias y ojalá sigas escribiendo en algún otro ciber sitio. Saludos y éxito en tus proyectos!
    Hugore.

    ResponderEliminar